•  
  •  
 

Túneles de Pajares

Conservación del patrimonio cultural y ambiental

Se ha prestado especial atención a la protección del ecosistema y de los sistemas hidrológicos del entorno de la Variante de Pajares.

Entorno natural de Pajares
  • Cuenta con Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales Industriales
  • Preservación del hábitat natural del oso pardo y del urogallo
  • Más de 637.561 ud de arbolado y arbustos replantadas
  • Más de 175 hectáreas replantadas de cubierta vegetal
 

Información general

La construcción de una obra de gran envergadura, como son los Túneles de Pajares, con una extensión de casi 25 kilómetros, de gran complejidad técnica por las dificultades orográficas y geológicas del macizo cantábrico, requiere en consonancia de la aplicación de singulares medidas de protección medioambiental, sobre todo, si como en este caso, el entorno natural y los espacios que los rodean están protegidos.

La riqueza natural del territorio que atraviesa la Variante de Pajares ha exigido una especial atención a la hora de minimizar los impactos sobre el entorno, mediante acciones encaminadas a proteger la fauna, vegetación y sistemas hidrológicos, la reducción de posibles emisiones contaminantes a la atmósfera y el tratamiento de residuos. Estas acciones forman parte de la política de protección medioambiental de Adif. Uno de los tres principios esenciales de la identidad de la empresa es ser social y medioambientalmente responsable. Por ello, en la construcción de nuevas líneas y particularmente en las de alta velocidad, Adif incorpora, partiendo de las directrices establecidas en las DIA, una serie de medidas tendentes a respetar escrupulosamente el ecosistema de las zonas por las que discurre y a minimizar su impacto visual, sonoro y paisajístico.

El 80% del trazado de la Variante de Pajares discurre en túnel, lo que supone también la eliminación casi total del impacto visual de la conexión ferroviaria, y evita el efecto barrera de las líneas que van en superficie. Esta circunstancia permite además que las poblaciones de oso pardo no vean limitados sus corredores naturales por la acción humana. 

En una obra subterránea de estas características las afecciones medioambientales se reducen al entorno de los emboquilles, al material resultante de la excavación, al tratamiento de las aguas residuales y a la implantación de los sistemas auxiliares de la obra (instalaciones de carácter temporal que, una vez concluida la obra, desaparecen y permiten el regreso a la situación previa en el entorno).

Dada la riqueza medioambiental de la Cordillera Cantábrica, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) ha establecido unos condicionantes bastante rigurosos para las zonas exteriores de las obras, particularmente en la zona del emboquille Norte, situada en el valle del río Huerna, zona declarada Lugar de Importancia Comunitaria, LIC de Peña Urbina, zona de gran valor ambiental y hábitat natural del oso pardo.

Depuradora
  • Depuradora
 

Información Multimedia

 

Compromiso medioambiental, protección del Río Huerna

Las aguas del río Huerna están catalogadas por la Confederación Hidrográfica del norte (CHN) con el máximo nivel de pureza dada la fauna piscícola (salmónidos). Por ello las aguas procedentes de los túneles han de ser tratadas con rigurosidad, antes de ser evacuadas al río, en unas instalaciones depuradoras específicas (Estación depuradora de Aguas Industriales).

Las aguas son conducidas a unas balsas con capacidad para 1.234 metros cúbicos / día, y allí son sometidas a dos procesos de decantación: Uno dinámico y otro de microburbujas  para eliminar cualquier partícula en suspensión. Asimismo, antes de ser evacuadas al río son sometidas a controles y análisis. En caso de no cumplir con los parámetros marcados por la CHN se someten nuevamente a procesos de tratamiento. Los lodos procedentes de los procesos de decantación son compactados y solidificados para su fácil evacuación a los vertederos de áridos. 

Recuperación e integración paisajística.

Actuaciones realizadas: restauración y revegetación del talud del emboquille, restauración y revegetación del depósito controlado de residuos inertes. Asimismo se han aplicado medidas de integración y compensación ambiental: extendido de tierra vegetal, hidrosiembra, siembra, y plantación arbórea de especies autóctonas (avellanos, castaños, robles, álamos, sauces, abedules, tilos, serbal de los cazadores, acebos (principal sustento del urogallo), y cerezos (principal sustento del oso pardo). De este modo, en la realización de los Túneles de Pajares se minimizará la ocupación de suelos y los movimientos de tierra en las laderas. Una vez finalizadas las obras, se llevarán a cabo medidas de recuperación y mejora ambiental.

 

Esquema del funcionamiento de la depuradora
  • Esquema del funcionamiento de la depuradora
 

Hábitat del oso pardo

Con el propósito de conservar, preservar y proteger el hábitat natural en que se desenvuelve el oso pardo (ursus arctos) en el entorno de las obras de los Túneles de Pajares, Adif ha suscrito un convenio con la Fundación Oso Pardo. Con este convenio se pretende contribuir a la recuperación del plantígrado, catalogado como “especie en extinción”, y a la preservación de los ejemplares registrados y su ecosistema. 

Junto al acuerdo marco, se ha ratificado un convenio específico, destinado a  realizar un estudio sobre las medidas más adecuadas que permitan la permeabilidad de 35 km de la línea León-Gijón, entre los municipios de Villamanín (León) y Lena (Principado de Asturias). Se incluye también en el área de trabajo la zona de actuación de la línea de alta velocidad a su paso por Pajares.

Como muestra de esta colaboración, Adif y la Fundación Oso Pardo han organizado una exposición itinerante titulada “El Oso Pardo cantábrico, de especie perseguida a símbolo conservacionista”, que podrá visitarse en distintas estaciones: Puerta de Atocha, Valladolid, León, Oviedo y Santander.

 Otras medidas: El transporte de los materiales excedentes de la excavación se realizará por medio de cinta transportadora hasta el depósito de La Cortina, situado al pie de la autopista del Huerna. Se trata de una instalación de 1.5 kilómetros que parte de la plataforma del emboquille y llega hasta dicho depósito. Todo el material excedente, aprovechable como árido, será reutilizado. El resto será llevado a depósitos controlados de residuos inertes.

Asimismo, se ha puesto especial cuidado en evitar tanto el aporte de sólidos a los cauces del río, como la expansión de polvo en suspensión. La DIA establece como medidas compensatorias de la afección originada por la obra: la  regeneración de la ribera del río Huerna en el entorno del emboquille de los túneles y la restauración de un vertedero de tierras creado durante la construcción de la autopista del Huerna.

 

Fauna autóctona: oso pardo y urogallo
  • Fauna autóctona: oso pardo y urogallo
 
  •  
  •