Línea Madrid - Galicia

El camino Galicia, cada vez más cerca

Título

La línea de alta velocidad Madrid – Galicia, encuadrada en el Corredor Norte/Noroeste, situará a Galicia en el mapa de la alta velocidad española.

Los trazados ferroviarios gallegos siempre han estado condicionados por un accidentado relieve que ha dificultado las comunicaciones ferroviarias con el centro peninsular. De hecho, la primera línea directa entre Madrid y Galicia, por Zamora y Ourense, no se logró hasta 1958.

Dos nuevos momentos históricos se producirán en el ferrocarril gallego. El primero corresponde a finales de 2011, tras la entrada en servicio del tramo entre Ourense, Santiago y A Coruña, que está en obras desde junio de 2005. El segundo tendrá lugar cuando se haga efectiva la conexión con la meseta.

Financiación Europea

Esta línea ha contado con ayudas y financiación recibidas por Adif AV procedentes de los distintos fondos y programas de la Unión Europea (UE).
​​​​​​​
Una manera de hacer Europa”​​​​​​​​​​​​
 

Situación actual

El 10 de diciembre de 2011, tras finalizar todos los trabajos de infraestructuras entre Ourense y Santiago y una vez concluidos los trabajos de electrificación y mejora integral de la línea entre Santiago y A Coruña, entró en servicio la línea Ourense-Santiago-A Coruña, de 150 kilómetros de longitud. En su construcción se inviertieron más de 3.300 millones de euros.
 
El 26 de octubre de 2020 se puso en servicio el tramo Zamora-Pedralba de la Pradería. Esta infraestructura, de 110 km, permite reducir de manera significativa los tiempos de viaje entre Madrid y Galicia, contribuyendo a la vertebración social y económica de los territorios que atraviesa. El tramo concluye en el cambiador de ancho de Pedralba, que posibilita la continuidad de las de las conexiones ferroviarias Madrid-Galicia por vía convencional hasta próximamente se ponga en servicio el nuevo segmento Pedralba-Ourense.

Ventajas

Título

La nueva relación ferroviaria posibilita una mejora significativa en velocidad, fiabilidad, confort y tiempos de viaje.

La nueva línea Madrid - Galicia se construye en plataforma para vía doble electrificada, con parámetros de alta velocidad, y está diseñada para velocidades máximas de 350 km/h. La llegada de la alta velocidad supone además, para las estaciones de su recorrido, obras de adaptación y modernización de instalaciones, así como una mejora del urbanismo de las ciudades.

Las mejoras de tiempo serán progresivas, hasta alcanzar un tiempo de viaje entre Santiago y Madrid en el entorno de las 3 horas.

Es una clara apuesta por el ferrocarril como medio de transporte que favorece la cohesión social y la dinamización económica.

Descripción del trazado

Título

El acceso a Galicia arranca en la bifurcación de la Línea Madrid-Valladolid en Olmedo y finaliza en Santiago de Compostela, donde enlaza con el Eje Atlántico gallego.

Es un trazado de 434,86 km de longitud donde se implantará señalización ERTMS y ASFA. La línea está diseñada para permitir una velocidad máxima de 350 km/h.

Previous Next
LAV Madrid-Galicia en cifras
420
Km
de longitud
38
Viaductos
Longitud total de 20,4 Kms
31
Túneles
Longitud total de 29,3 Kms.
El de mayor longitud tiene 8.574 metros
8
Estaciones
de viajeros: Madrid Chamartín, Segovia, Valladolid, Medina del Campo, Zamora, Ourense, Santiago y A Coruña